Alternativas para construir confianza: la clave de la inclusión financiera para habitantes de barrios populares

Entrevista a Stéphanie Lelaurin, quién fue Chief of Staff y responsable de los programas de inclusión financiera de IOV Labs.

Stéphanie Lelaurin

El desarrollo de soluciones digitales tiene un gran potencial para ampliar el acceso a todo tipo de servicios y fortalecer las conexiones humanas. Sin embargo, todavía existen numerosas barreras que impiden la inclusión financiera de habitantes de barrios populares. Por ejemplo, la falta de documentación identitaria que no permite que las personas accedan a créditos, la ausencia de marcos sólidos de protección a los usuarios de servicios financieros o la falta de acceso a internet y dispositivos digitales.

Esta problemática es uno de los principales motores que impulsa el trabajo de IOV Labs, una organización que busca desarrollar plataformas altamente seguras, de bajo costo y fáciles de usar para la nueva economía mundial. IOV Labs, que trabaja de manera asociada a Proyecto DIDI, es una iniciativa Open Source que construye tecnología blockchain y todas las infraestructuras necesarias para que partners tecnológicos puedan construir sus aplicaciones usando el potencial de la blockchain. Su blockchain se caracteriza por ser totalmente descentralizada, es decir, no permisionada. Además, es una blockchain que cuenta con una velocidad muy rápida y las transacciones se realizan a muy bajo costo. Conversamos con Stéphanie Lelaurin, quién fue Chief of Staff y responsable de los programas de inclusión financiera de IOV Labs, sobre los principales avances y próximos desafíos que se presentan para favorecer el empoderamiento financiero de poblaciones vulnerables a través del uso de soluciones basadas en tecnología blockchain.

¿De qué manera trabaja IOV Labs para generar impacto social?

Stéphanie Lelaurin (S.L.): Dentro de IOV Labs hay un equipo que se llama Financial Empowerment Team, del cual formo parte, que se dedica a acciones que favorecen el empoderamiento financiero de poblaciones vulnerables con el uso de soluciones basadas en blockchain. Trabajamos con organizaciones sociales especialistas del terreno, que se dedican al empoderamiento y a la inclusión financiera. Esas organizaciones conocen las barreras a la inclusión de esas poblaciones, es por eso que trabajamos de forma conjunta para buscar soluciones tecnológicas que respondan a las necesidades y permitan superar esas barreras. Siempre pensando en que sean soluciones interesantes y realistas para las poblaciones. Cuando no encontramos soluciones ya existentes, buscamos partners para desarrollar lo que falta.

¿La tecnología blockchain puede ponerse al servicio de la inclusión en términos socio-económicos?

S.L.: Existen numerosos ejemplos de servicios que se pueden construir sobre blockchain, que rompen barreras y permiten construir confianza, transparencia e inmutabilidad de los datos. Una de las características de la blockchain es la transparencia total. Esto es interesante para acercar dinero a ciertos programas que gracias a la trazabilidad de la blockchain pueden demostrar el buen uso de los fondos. Sirve también para pequeños productores que, para adaptarse a la realidad de los mercados agropecuarios, necesitan ponerse a nivel en términos de certificaciones. Además, la blockchain habilita a la construcción de una identidad digital auto-soberana. Que la persona sea dueña de todas sus transacciones, de toda su documentación, y pueda elegir con qué personas o instituciones compartirlas. Esto resuelve el problema de la portabilidad de la reputación, por ejemplo. Hoy en día, podés construir tu reputación en Airbnb, Facebook, Mercado Libre, etc., pero no podés portar esa reputación de una plataforma a otra. Lo que permite la blockchain como tecnología es empezar a construir un perfil que te pertenece. Y eso, bien utilizado, es maravilloso. La tecnología blockchain permite desarrollar todo tipo de intercambios entre personas que no se conocen sin intermediarios. De alguna forma, la tecnología se transforma en el garante de la confianza entre dos entidades, asegurando el respeto del acuerdo y su buena ejecución. Estos son solo algunos ejemplos.

Todo esto sirve para la inclusión social y económica porque las poblaciones vulnerables son las que tienen más obstáculos para generar confianza porque no tienen a su disposición los bienes, documentos o pertenencias que en el sistema tradicional actual se usan para determinar que una persona es de confianza cuando no se la conoce. Todo lo que permita construir alternativas de confianza para esa persona es clave.

¿Por qué surge el interés de acompañar y trabajar con Proyecto DIDI?

S.L.: Desde IOV Labs nos interesamos en Proyecto DIDI porque consideramos que entiende el valor y el potencial enorme de la construcción de identidad digital descentralizada para las poblaciones vulnerables, como nuevo camino para acceder a servicios y, en nuestro caso, nos interesa la inclusión financiera. Creo que es un gran proyecto que seguramente necesitará mejoras y trabajo para lograr acuerdos con instituciones financieras tradicionales y lograr que se tome en cuenta la reputación construida desde la solución tecnológica desarrollada por el proyecto. También vemos como oportunidad los próximos desafíos de la identidad descentralizada. Hoy, la cantidad de información que refiere a una persona es monstruosa. ¿Cómo se logra manejar a nivel individual esos datos sin que se vuelva un monstruo? Ese va a ser el desafío.

Creemos que Proyecto DIDI está abriendo los caminos y los problemas se encuentran a medida que se hace la implementación, que se extiende a más poblaciones. La solución tecnológica desarrollada por DIDI ya existe y funciona, los usuarios parecen contentos de usarla y tendrán la posibilidad de probar y empezar a sumar reputación para sus usuarios. Desde DIDI podrán hacer acuerdos entre quienes tienen la aplicación para que las credenciales tengan más fuerza y reconocimiento. Siempre es mejor que exista una solución adoptada por muchos actores y eso también asegura que haya gente que mantenga la aplicación. La realidad es que internet es un cementerio de aplicaciones llenas de buenas intenciones, de las cuales se pagó el desarrollo pero después no había nadie para mantenerlas y murieron. Es una tranquilidad saber que es una aplicación que se usa y que hay un equipo detrás que la va a mantener. Vamos a aprender muchísimo gracias a este proyecto.

DIDI es un proyecto de identidad digital autosoberana que tiene como objetivo la inclusión social. Es impulsado por ONG Bitcoin Argentina junto al BID Lab.

DIDI es un proyecto de identidad digital autosoberana que tiene como objetivo la inclusión social. Es impulsado por ONG Bitcoin Argentina junto al BID Lab.